Modernidad en un Municipio: ¿Necesidad o vanidad?

Sin comentarios

Cómo una app para un Municipio puede mejorar la vida de los ciudadanos

Cualquier amante de la historia ha pasado horas enteras extasiándose con la revolución industrial. Todas aquellas maravillosas invenciones que facilitaron la vida al ciudadano de a pie, que parecían salidas de historias fantásticas pero que se hicieron realidad y que con el paso de los años se perfeccionaron hasta el punto de reemplazar la fuerza humana por la de la máquina pero que, queramos reconocer o no, nos han hecho la vida más global, más edulcorada, atractiva y mucho más interactiva.

La revolución industrial dio paso a la era moderna y con ello a miles de invenciones que hoy por hoy nos siguen facilitando la vida. Los teléfonos inteligentes son un ejemplo claro de ello. Hace pocos años solo unos privilegiados podían acceder a los teléfonos celulares que eran pesados aparatos con poca cobertura y escasa batería pero que permitían la comunicación fuera de casa. Hoy es un dispositivo inteligente, ultraliviano con cobertura en cualquier parte del planeta y accequible a cualquier persona, del cual no podemos prescindir.

Los teléfonos se han vuelto parte integral de nuestra persona. Lo usamos para prácticamente todo, para trabajar, para estudiar, para cuidarnos, para alimentarnos, para vivir saludablemente, para todo lo que se nos ocurra. No sólo es personal, también puede ser corporativo y colectivo y puede ayudarnos en nuestra economía y en nuestras actividades diarias.

A la vanguardia de las nuevas tecnologías encontramos los desarrolladores del << ocio interactivo>>. La mayoría de los municipios de la unión europea, especialmente en España, se han hecho con aplicaciones que promueven la interacción y participación interactiva con sus ciudadanos aprovechando las nuevas tecnologías, lo que logra un dinamismo nunca antes visto con aprovechamiento total de los recursos del municipio, economía de los mismos, promoción de su municipio, cultura, costumbres, fiestas y turismo y ante todo transparencia en los programas de gobierno.

Atrás quedaron aquellos tiempos cuando las personas luego de elegir a sus gobernantes debían agotar un largo protocolo de participación ciudadana para ser escuchados, ahora con las nuevas tecnologías en esta vida moderna, la participación ciudadana ha dejado de ser un mito para convertirse en una realidad tangible en donde verdaderamente las personas pueden, por medio de una sencilla aplicación, exponer sus opiniones, quejas, aportes, etc. a sus gobernantes electos.

Los municipios no solamente ganan en ahorro de recursos y globalización, también gana el mismo gobernante electo quien puede dar a conocer, de forma pública y transparente, el desarrollo de su plan de gobierno y así forjarse una carrera política en claro avance a escalar metas más altas.

Otra notoria ventaja además de la comunicación con el ciudadano, es la potencialización de la economía local, pues gracias a las nuevas tecnologías se da a conocer la amplia gama que puede ofrecer un municipio, tales como gastronomía, historia, museos, festividades, cultura, arte, sitios emblemáticos., etc., que otrora sólo era posible conocer si el despistado turista perdía la ruta escogida en el mapa.

Las aplicaciones para municipios también facilitan la vida de todos los ciudadanos pues ahorran tiempo en tratándose de realizar trámites con entidades bancarias, estatales, educativas, de seguridad ciudadana y un sinfín de tareas que antes demandaban todo nuestro tiempo, lo que implicaba complicaciones laborales o en nuestro mismo hogar.

La sociedad actual sufre de falta de tiempo. La modernidad ha traído consigo una carrera loca contra el tiempo, una vida ajetreada y convulsiva que nos impide dar calidad de tiempo a las cosas que verdaderamente importan. La modernidad también nos trae la solución, pues a medida que se nos acortan las horas, también se crean nuevas tecnologías y estrategias digitales que facilitan nuestras vidas.

Ya no es posible hacer lo que antes hacíamos. Eso de ir a hacer una fila de 2 horas para pagar un recibo, y luego ir a otro lugar para pagar el otro recibo, pero entre que recorres la distancia que hace unos 10 años te tardabas 10 minutos, hoy la distancia te lleva 3 horas porque la ciudad ha crecido un 200 por ciento y el caos vehicular en la jungla de cemento resulta imposible de esquivar en cualquier dirección que tomes.

Entonces es cuando prefieres pagar otro día, pero se te presentan mil cosas y cuando quieres pagar se ha vencido el término. Es ahí cuando ves la necesidad de aplaudir las nuevas tecnologías que permiten desde la tranquilidad, paz y silencio de tu casa hacer todas tus gestiones desde tu teléfono inteligente, siempre que tengas la aplicación correcta.

Yo soy de la vieja guardia y he escuchado a mi generación de la panela, que es más antigua que la de la guayaba, miles de veces decir que todo tiempo pasado fue mejor, que nos vive atropellando la tecnología y que nos resulta más fácil aprender arameo antiguo que aprender todos los días a manejar los cientos de nuevos dispositivos y aplicaciones que sacan al mercado. Pues cuando medio hemos pillado el hilo de algo ya llega otra cosa más novedosa y así no podemos seguir el ritmo, pero hoy comprendo que no es puro capricho o vanidad esto de las nuevas tecnologías, realmente resulta una verdadera necesidad en el mundo de hoy ir de la mano con ellas y servirnos de las mismas porque resulta imposible aferrarse a una era decimonónica de otro siglo y sobrevivir en el intento.

En el mundo de hoy los dinosaurios de las máquinas de escribir, el papel carbón, el teléfono de pared, la radiocasetera, los que amábamos caminar por un parque de la mano con un caballero de sombrero de copa con la flor en el ojal y una sombrilla para cubrirnos del sol y hacer y respetar el turno de las filas estamos llamados a la extinción, porque en palabras del sabio Charles Darwin, especie que no se adapte tiende a desaparecer.

Wayta Jarawi Hikaru Masumi
B. Lucia M. Erazo Torres
Pluma de poeta 

Sobre este Blog

En este blog publicamos notas de interés y consejos sobre tecnología, internet y apps.

Solicite una cotización

Ofrecemos servicios profesionales de desarrollo de aplicaciones móviles, sitios web, educación virtual y soluciones de comercio electrónico.

Más de nuestro blog

Ver todos

Deja un comentario